Skip to content
El Albaicín

El Albaicín

El Albaicín: barrio de culturas, barrio de historia.

La ciudad de Granada es considerada por muchos la ciudad más bella del sur de España. Es un destino perfecto para aquellos a los que les gusta la historia, el arte y la cultura en general, también para los amantes de la naturaleza, los paisajes espectaculares y los senderistas empedernidos.

Granada, ciudad donde han confluido numerosas culturas, dejando sobre todo una rica influencia e historia debido a los reinados árabes que se respira en cada uno de sus rincones, nos lleva a destacar el que quizá sea el barrio más famoso de la población, El Albaicín.

Calles y plazas con aroma especial 

El barrio del Albaicín, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984, es uno de los mayores reclamos turísticos de la ciudad, por su belleza inclasificable y porque mantiene toda la esencia de su pasado árabe que la hace mágica y especial.

A los turistas y visitantes que estén por Granada, recomendamos la visita al Albaicín como imprescindible. Caminar por sus calles es adentrarse en las profundidades de la historia granadina. Sus calles, plazas y estructuras varias, permiten al forastero observar la sociedad y culturas de un barrio lleno de encanto.

Aunque el barrio granadino del Albaicín tiene muchas cosas por visitar, a continuación, te enumeramos algunas de nuestras favoritas, que no debes perderte:

  • Palacio Dar-al-HORRA

El palacio de Dar-al-Horra o “Casa de la honesta” es un palacete nazarí del siglo XIV ubicado en la zona en la que anteriormente fue la Alcazaba Qadima, lo que se consideraba el centro del poder entre los siglos XI y XIII. Esta construcción es una de las más famosas del barrio del Albaicín y todavía conserva el patio, el estanque, el huerto y la mayor parte de la decoración original de la época. Para los más interesados en la historia, aquí vivió Isabel de Solís, una mujer cristiana que, tras haber sido raptada por los nazaríes, acabó enamorándose y casándose con Muley Hacen, el soberano de la Alhambra.

  • Paseo de los Tristes 

Si visitáis El Albaicín queda prohibido no pasear y perderse por sus hermosas y pintorescas callejuelas. El Paseo de los Tristes, es otro de los iconos del barrio granadino que todos los visitantes tienen que pisar y sentir. A los pies de la escultural Alhambra y junto al río Darro, en El Paseo de los Tristes es donde antiguamente se despedía a los que morían. Aunque pueda sonar un poco pesaroso, a día de hoy, las penas se han cambiado por alegrías, haciendo que el lugar esté repleto de músicos, bares con terrazas, y de forma ocasional, podemos encontrar algún mercadillo donde comprar algún souvenir. 

  • El mirador de San Nicolás

Se trata del mirador más famoso de Granada, y sí, lo encontramos también en El Albaicín. Desde este mirador podréis deslumbraros con las mejores vistas de la Alhambra y con el paisaje de Sierra Nevada como telón de fondo. Las vistas son un espectáculo por lo que, para aprovecharlas, os recomendamos visitarlo por la mañana, ya que encontraréis mucha menos gente y podréis disfrutarlo desde otra perspectiva. Después de hacer parada en el mirador, será un buen momento para visitar el Aljibe de San Nicolás y la Iglesia de San Nicolás que presenta una cubierta de estilo mudéjar que merece mucho la pena visitar.

Reserva tu habitación en el Hotel Rincón Granada Centro y aprovecha todas las ventajas y bienestar que ofrece el hotel. Disfruta visitando El Albaicín y empápate de historia paseando por sus callejuelas y rincones. ¡Estamos a menos de 20 minutos caminando!

Suscríbete a nuestra newsletter

Disfruta de las ofertas y novedades que ofrecemos a los amigos del Hotel Granada Centro